ELMUNDO.ES
MADRID.- Está presente en el imaginario colectivo. Es escuchar la palabra Crusoe y que se despierte el instinto más aventurero de cualquier persona de a pie. Pero se trata de mucho más que eso, 'Crusoe' es una ambiciosa serie norteamericana de 13 capítulos que emite la cadena NBC, basada en el clásico literario de Daniel Defoe.

Esta intrigante ficción cuenta con un reparto de caras muy conocidas en el que figuran entre otros los acotres Sam Neill ('Jurasic Park'), Sean Bean ('El señor de los Anillos') o Joss Ackland ('Un plan brillante') y Philip Winchester ('Flyboys, héroes del aire') en el papel protagonista de Crusoe.

Al igual que la novela que escribió el escritor Defoe en 1719, la nueva serie tiene a Robinson Crusoe como protagonista junto a su inseparable compañero: el entrañable Viernes.

Ahora la ficción, escrita por Stephen Gallagher y dirigida por Duane Clark, relata su historia jugando con el presente mientras que, a través de 'flashbacks', también se ve como era su vida antes del naufragio.

Entre las memorias pasadas de Crusoe se encuentra la de su padre viudo James (el personaje de Sean Bean), el inicio de la relación con el amor de su vida Susannah (Walton) y los intentos de construir un imperio comercial bajo la mirada de un amigo de la familia, Jeremiah Blackthorn (Sam Neill).

Un presupuesto aventurero para rodar por el mundo
Universal Media Services and Power, una importante productora británica de miniseries, es la encargada de materializar este proyecto tan ambicioso. Todos los capítulos se han rodado en Gran Bretaña, Sudáfrica y las islas Seychelles.

Para este increible despliegue humano y material el presupuesto ha sido de 35 millones de dólares, de los que la productora ha aportado 25 millones y la cadena los otros 10 millones restantes.

Source of this article : Elmundo.es